PiensaBlogs, la prensa del futuro se lee en internet    

Viajar por Italia, tu blog de viajes por Italia

Mi viaje a Roma, hotel Aphrodite



Como ya comente en algunos post antiguos, este verano uno de mis destinos de vacaciones iba a ser Roma. Si, mi deseo de la moneda que eché hace dos años se cumplía y el destino me regalaba un día en la ciudad eterna.

La experiencia, GENIAL!! Como NO…
Qué decir de esta ciudad que te enamora una vez la pisas.

En la otra ocasión me quedé con las ganas de vivir más la ciudad, recorrer sus calles y callejuelas, contemplar la ciudad sentada en un banco mientras degustaba un buenísimo gelato, conocer muchos puntos que todavía no conocía, comer en un ristorante y poder interactuar más con su gente, pero en este viaje Express lo he hecho.

Dos puntos clave que os recomiendo es:
1- la Plaza Navona, impresionante. El conjunto es un espectáculo de una belleza imresionante, y las fuentes, sobre todo La Fontana dei Quattro Fiumi es de una magnificencia apabullante. Preciosa!
2- El mirador de Giardino degli Aranci desdo se tienen una vistas espectaculares de Roma,. Está junto al río, pasado un poco la Isola Tiberina y cerca de la  Bocca della Veritá.

Me quedé con las ganas de ver la Bocca della Veritá pero otra cola de 30 minutos no me veía capaz de hacer. Si, colas he dicho, porque una cosa hay que tener clara. Con la cantidad de turismo que recibe roma, lo más normal es que en sitios como el Coliseo, el Vaticano se tengan que hacer colas.

En esta ocasión nos alojamos en un hotelito, el Aphodite de 3***, situado en el mismísimo centro de la capital. Situado a las espaldas de la estación de trenes, Termini, es un sitio perfecto para visitar cualquier punto al estar cerca de os principales monumentos, cómodo, bien de precio y contra lo que en un principio pensaba, tranquilo por la noche.

Por la mañana en sus mismas puertas hay mucho tráfico, como es normal pero eso le da su toque. Al igula que los restaurantes, cafeterías, heladerías y tiendas de comida preparada que hay por toda la acera.

En uno de los bares tomamos un día un bocadillo típico, el panini de mozarela, tomate y espinacas, y un capucciono. Buenísimos por unos 15€!
Y una de las noches cenamos en el restaurante que está justo al lado del hotel, que tiene una pequeña terraza muy coqueta, donde degustamos un buenísimo risotto fruti di mare con vino blanco de la tierra y una ensaladita de la huerta, que salió por 46€.

El hotel es sencillo, pero cómodo y elegante. Las 48 habitaciones tienen baño completo, bonito y espacioso, calefacción y aire acondicionado, mini bar, secador de pelo, caja fuerte y televisión ( aunque para que te den el mando tienes que dejar 10€ de fianza).

El desayuno está incluido, y aunque no es muy grande, tiene de todo. Cafés, zumos de naranja, piña y grosella, leche fría y caliente, yogures, cesta de variados tipos de pan, tostadora, mantequilla y mermelada, bollería con croissant y magdalenas, jamón, queso y mortadela.

Pero lo mejor de todo es la comodidad de la llegada y la salida al tener la estación Termini tan cerca, que hace que los viajes a Roma tengan una comunicación perfecta con vuelos, otros trenes o para ir a Civitavecchia, que es donde suelen atracar los cruceros para que sus cruceristas visiten Roma, y desde donde también se embarca. Además dentro de esta hay todo tipo de tiendas, ropa, zapatos, librería, farmacia, y todo tipo de comida rápida.

Por si os interesa está situado en la Via Marsala n°90, Roma (Italia) y su precio pasa desde los 65€ la noche por persona.

Como veis, la experiencia ha vuelto a ser maravillosa como todos los viajes a italia que he hecho hasta ahora.

Related Posts with Thumbnails