PiensaBlogs, la prensa del futuro se lee en internet    

Viajar por Italia, tu blog de viajes por Italia

platos típicos roma



La auténtica cocina italiana tienen sus verdaderos orígenes en Roma, y más concretamente en el área del Testaccio, cerca del antiguo matadero. Allí a los matarifes ( vaccinari) se les pagaba generalmente en especie y concretamente con los menudillos, partes de los animales que no todo el mundo quería.

Concretamente los menudillos son las vísceras comestibles , entre las que se incluyen el corazón, las molleja, el hígado, cabeza, pezuñas, rabo, tripas, sesos y otros órganos internos. Estos cocinados de forma creativa, a fuego lento y con muchas especias y hierbas, dan como resultado como resultado unos sabrosos platos que muchos elevan a delicia culinaria.

Un plato que se puede encontrar en muchos menú de sus restaurantes es el coda alta vaccinara, que es el rabo de toro al estilo matarife, guisado con hierbas, tomate y apio. O el Abbacchio alla cacciatore, que es cordero lechal cocinado con anchoas, ajo, romero, aceite de oliva y regado con vino Castelli Romani o su variante al horno. Sin olvidar el Fave al Guanciale, que son habas frescas guisadas con aceite de oliva, carrillada de cerdo y cebolla.

Parte de la Cucina Romana tienen también mucha influencia de la gastronomía judía, concretamente de la zona del Guetto a la que deben platos como las Carciofi alla giudea, que no es más que alcachofas enteras fritas en aceite de oliva, o alla romana que va con ajo y menta. O los filetti di baccalá, que son filetes de bacalao fritos con mantequilla.

Los antipasti son entrantes típicos que se sirven antes de la comida y que son acompañada por las Carciofi o las Zucchini, que son las flores de la calabacín fritas.

Un plato típico de la cocina romana es el bruschetta, que es un pan muy tostado impregnado con ajo, sal, aceite de oliva y que va cubierto con diferentes ingredientes. O la típica pizza romana, hecha en el horno de leña muy fina y extracrujiente.

La pasta es otro de los platos que nunca faltan en la mesa y de Roma son platos como los espaguetti alla carbonara, cocinados con panceta (beicon) o guanciale ( carrillada de cerdo), yema de huevo y queso. También tenemos los spaghetti alle vongole, con ajo y almejas. Los Gnocchi alla romana, que son ñoquis de harina de sémola servidos con salsa de tomate y/o carne. O los Bucatini allantimarca, que es un tipo de pasta en forma de tubos que va servida con salsa de tomate picante, beicon gratinado con queso pecorino ( elaborado con leche amarga de cabra). Y los Rigatoni alla pajata que es un tipo de macarrón grueso que va relleno con tripas de ternero lechal.
La cantidad de tipos de platos creados con pasta es tal que se dice que existe una variedad para cada dia de del año.

Los mariscos y pescados son la clave de algunos de los mejores restaurantes que se encuentra en Roma, auténticos templos gastronómicos que no son nada baratos. Una especialidad es la Spigola alla romana, que es Lubina con setas porcini (boletus) al estilo romano.

En Roma las nueces, la fruta y el queso ricotta se combinan para crear deliciosos dulces y tartas. Muy típico es el timballo di ricotta, que es queso ricotta horneado con azúcar, limón, coñac, huevo y canela.
Los helados son producto de una larga tradición cuna de la dolce vita y algunas heladerías ofrecen más de 100 sabores de gelatti caseros. Se pueden encontrar los clásicos, los semifredo más cremosos y semi congelados, y los granizados, que es hielo picado con siropes des sabores.

archivo:plato-tipico-italiano-roma-Bucatini-all´amatriciana.jpg
Related Posts with Thumbnails