PiensaBlogs, la prensa del futuro se lee en internet    

Viajar por Italia, tu blog de viajes por Italia

Sicilia

warning: Creating default object from empty value in /var/www/piensared/modules/taxonomy/taxonomy.pages.inc on line 33.


Ahora que ya estamos rondando la época de verano, toca empezar a mirar destinos turísticos con vistas ha hacer alguna escapadita veraniega.

Y como en verano lo que gusta es disfrutar del sol, la playa, y a mi sobre todo del mar, me ha venido a la cabeza el recuerdo de imágenes preciosas de la costa de Sicilia.

Personalmente creo que Sicila es una de las grandes joyas desconocidas de Italia, que no para los italianos, y es que la mayoría de los turistas cuando piensan en visitar a al país de la bota, casi siempre se quedan en lugares tan turísticos como Roma, Florencia, Pisa, Venecia, algo normal teniendo en cuenta que la primera vez lo visitas, lo que quieres es conocer lo más “importante” del sitio al que vas. Pero una vez que ya has visitado Italia, y has recorido estas magníficas ciudades, te puedes permitir el lujo de empezar a descubrir otros rincones que si cabe escondes encantos equiparables.

Para situarlo en el mapa decir que Sicilia está en la costa más occidental de Italia, en la parte de la bota más baja, y es concretamente la isla que queda al final de la puntera.

Lo situáis ya? Ok, perfecto!

Se trata de una isla muy manejable que solo tiene 241 km² de extensión , por lo que es fácil llegar a conocer todo su  legado histórico lleno de  rico patrimonio cultural y paisajístico, que se encuentra a cada paso dejado por las diferentes civilizaciones que ocuparon la isla.

Fenicios, árabes, griegos, normandos, españoles y franceses dejaron su herencia generando una nación con carácter propio.

Personalmente una de las influencias que más me gustaron fue el de la griega y es que hacia los siglos V y VI a.c no hubo entre Grecia y Sicilia grandes diferencias, y sus ruinas se encuentran entre  las más espectaculares de la antigua Grecia.

El turismo de la isla se puede dividir entre turismo de playa y sol, como os comentaba al principio; o turismo de montaña.

Para el primero la vasta costa de Sicilia contienen multitud de fantásticas playas,, especialmente las de Taormina y el Golfo di Castellammare, situado junto al Capo de San Vito, que forma parte de una inmensa reserva natural.

Y para el turismo de interior lo mejor descubrir las remotas villas de montaña, caminas por las llanuras y descubrir la flora y fauna del lugar. Y de visita obligada está el volcán Etna, que hoy está activo y cuyos flujos ha dotado a la tierra de una fertilidad inmensa que ha hecho que el lugar se abundante en cultivo de nogales, cítricos y viñedos.

Como ya os he dicho, la isla es relativamente pequeña por lo que es perfecta para recorrerla en coche, y os aseguro que en 15 días de vacaciones la podéis conocer completamente.

Si esta es una opción que os apetece, estos son los pueblos de interés por los que teneis que pasar:

En la costa ( sentido de las agujas del reloj) partimos de Palermo, Bagheria, Cefalú, Tindari, Messina, Taormina, Catania, Siracusa, Noto, Agrigento, Selinunte, Marsala, Trápani, Erice y Monreal.

Y más en el interior tenemos: Segesta, Enna, Monte Etna, Piazza Armerina y Pantálica.

archivo:sicilia3.jpg
archivo:800px-Erice-castello.jpg


Cuando era pequeña me encantaba los scalopinis a la Marsala.

Supongo que la mayoría sabréis que son, pero por si acaso os lo comento. Son unos filetes pequeños que van en salsa de vino dulce ( hecho con Marsal), y están buenísimos!!

Una vez al mes bajábamos toda la familia, es decir, mis padres, mis hermanos y yo, al centro de Madrid, para comer en un restaurante italiano que por aquel entonces solo tenía establecimientos en  en la Gran Vía y en la calle Princesa, por lo menos en Madrid.

Si, me estoy refiriendo al Gino´s aunque tengo que decir que por aquel entonces el tipo de comida no se parece ni de lejos a lo que se sirve ahora.

Bueno, que me voy del tema.

La cuestión es que por la añoran de volver a probar ese plato, al descubrir Marsala, un municipio de la provincia de Trapani, en Sicilia, Italia, muchos recuerdos volvieron a mi, y es por ello por lo que no he podido resistir me a hablar de ello aquí.

Su mayor atractivo está vinculado con el vino que allí se produce, y es que en su puerto se guarda su espeso y suave vino producido allí desde el siglo XVIII.

Curiosamente si nos remontamos a la historia de este vino, encontramos que no fue ningún italiano el fabricante de dicho líquido ya que su autoría y fabricación primera se le atribuye a tres familias británicas que vivían en Sicilia.

Pero además del puerto, hay más cosas que ver en Marsala, como uno de los antiguos almacenes donde se producía el vino, hoy convertido en el Museo Archeológico di Baglio Anselmi, que contienen objetos fenicios.

Otra zona interesante para visitar son las ruinas de Lilybaeum, que fue puesto de avanzada del Imperio fenicio fundado en el 397 a.C. Este fue poblado por los supervivientes de la masacre de Mozia, por Dionisio I de Siracusa, y usada como como centro de comercio.

Y allí mismo podemos contemplar un barco púnico reconstruido que se cree pudo participar en la primera guerra púnica acaecida entre 263 a 241 a.C.

Cerca, dentro de Villa Whitaker, encontramos dentro del Museo di Mozia, la estatua de un joven griego datada en el siglo V a.C.

Y por último, es de visita obligada el Duomo, construida en el siglo s. XVII y levantada sobre una iglesia, dedicado al patrón de Marsala, Thomas Becket, dentro del cual podemos contemplar esculturas de la familia Gagini.

archivo:marsala-trapani-sicilia2.jpg
archivo:marsala-trapani-sicilia3.jpg
archivo:marsala-trapani-sicilia5.jpg
archivo:marsala-trapani-sicilia.jpg
archivo:marsala-trapani-sicilia4.jpg
Related Posts with Thumbnails